Cielo e infierno (1ª parte)

 

El cielo y el infierno
Fuente: http://PIXABAY.com El cielo y el infierno

Cielo e infierno (1ª parte)

(Artículo subido de http://evolucioninteligentesinfin.com)

 

¿Cómo son las cuatro dimensiones?

 

Cuando se originó el universo también se tendrían que haber originado las tres dimensiones básicas: la unidimensional, la bidimensional y la tridimensional, gracias a que la expansión universal surgió en un punto de la nada y se expansionó hacia todas las partes posibles, hacia lo largo, lo ancho, lo alto y lo bajo.

 

Pero esas dimensiones no pudieron originarse porque la expansión universal no podía poseer ninguna dimensión ya que carece de movimiento y de tiempo, puesto que fue una expansión instantánea. Y sin movimiento ni tiempo no puede existir ninguna dimensión excepto la dimensión cuadrimensional.

La dimensión cuadridimensional realmente no es una dimensión sino una sin dimensión, puesto que en ella no puede existir el movimiento ni el tiempo, todo se realiza instantáneamente.

 

Cuando surgió la expansión universal no existía ni el tiempo ni el movimiento,  con lo cual se expansionó instantáneamente sin fin mediante un nacimiento constante de existencias dinámicas más pequeñas posibles.

 

Por eso la expansión no se basa en el movimiento y el tiempo, sino en un crecimiento instantáneo sin fin de existencias que surgen constantemente de la nada dentro de un mismo espacio dinámico.

Demostrar esto supondría demostrar que no todo en el universo es movimiento y tiempo.

 

Las existencias de la expansión universal son una unión de existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí, que surgen de la nada con su dinamismo propio rotando eternamente sobre sí mismas, ya que no se puede surgir como existencia dinámica más pequeña posible de otra forma.

Existencias que no se pueden dividir o transformar porque son existencias dinámicas más pequeñas posibles.

 

La expansión universal es el propio espacio oscuro de energía repulsiva porque todas esas existencias dinámicas más pequeñas posibles que componen la expansión se repelen entre sí. Y es una expansión sin fin porque esa expansión es una expansión instantánea que no posee tiempo.

 

Para que algo se pueda mover debe poseer un transcurrir dinámico ordenado equivalente a un envejecimiento llamado tiempo. Y la inevitable unión movimiento y tiempo forman un auténtico orden dinámico, porque sin orden no podría existir esa unión.

 

Las dimensiones

La expansión universal se podría representar de manera ficticia por las tres dimensiones: la unidireccional, la bidimensional y la tridimensional  porque la expansión posee largura, anchura, bajura y altura.

 

Pero la realidad es que la expansión universal no puede poseer dimensiones, porque en la expansión no existe el movimiento ni su correspondiente tiempo.

 

La dimensión unidimensional (de sólo largura) siempre estará unida a la dimensión bidimensional (largura y anchura), ya que no puede existir una largura sin anchura, ni viceversa, aunque sólo posean las más mínimas larguras o anchuras.

 

La dimensión tridimensional que representa la largura, la anchura, lo alto y lo bajo tendría que ser bidimensional, ya que si la largura y la anchura es sólo una dimensión, lo alto y lo bajo también debería ser una sola dimensión, con lo cual no podría existir lo alto sin lo bajo, ni viceversa.

 

En realidad, todo lo existente posee su largura, anchura, altura y bajura, aunque sean mínimas. Todo debería poseer las tres dimensiones, excepto la dimensión cuadrimensional, porque ésta  posee un espacio instantáneo, que es instantáneo porque no posee movimiento ni tiempo.

 

La dimensión tridimensional que es donde existimos, posee un orden dinámico con su correspondiente movimiento y tiempo. Por lo tanto, en ésta dimensión se puede producir todo tipo de  materia e incluso la vida.

 

En la cuarta dimensión no existe el movimiento ni el tiempo, es la dimensión que representa a la existencia instantánea en forma de energía y luz.

 

Es una dimensión de energías, que se desplazan instantáneamente porque en ese espacio no existe el movimiento ni el tiempo, independientemente de que todas las dimensiones se encuentran arrastradas a expandirse conforme se expande la expansión universal, ya que todo pertenece al mismo universo.

 

¿Por qué no se ha podido detectar la dimensión cuadridimensional?: porque todo lo que existe en nuestra dimensión se mueve con su correspondiente tiempo y en esa dimensión nada se puede mover ni poseer tiempo, todo ahí existe como energía que se traslada de forma instantánea de un lugar a otro. Y como es lógico, existir en un lugar distinto al nuestro donde no exista el movimiento ni el tiempo, eso impide poder percibirlo.

 

¿Cómo  podríamos ver, o detectar algo energético de un espacio cuadridimensional, que se traslada de un lugar a otro de forma instantánea?

 

En esa dimensión existen las almas, las cuales se comunican y contactan entre sí de manera energética, y además como no son materia sino energías pueden adoptar las formas energéticas que deseen e incluso crear enormes espacios de luz, jardines fabulosos, bellos palacios, y todo tipo de materiales energéticos que muy bien podrían suplantar de forma ficticia a todo lo existente en nuestro mundo.

Incluso podrían percibir esas no realidades con mayor realidad que percibimos nosotros las cosas, ya que nosotros las percibimos mediante las energías y las almas las perciben directamente y con mayores graduaciones energéticas.

 

Hay que tener en cuenta que tampoco la materia es una exacta realidad sino una mezcla de átomos y partículas aún más pequeñas.

 

Como todo en esa cuarta dimensión existe como energía, las almas poseen un permanente contacto psíquico energético entre ellas, y también con las vidas como enlaces energéticos psíquicos permanentes. Ya que gracias a las almas han surgido las vidas, y gracias a las vidas las almas pueden evolucionar cada vez más.

 

La expansión universal tendría que ser un desorden  porque no posee movimiento ni tiempo; pero al ser una expansión instantánea sin fin tampoco se puede decir que sea un auténtico desorden, ya que para que algo sea un desorden tiene que ser un orden desordenado, un movimiento y tiempo desordenado. En éste caso, la expansión, ni sería un orden ni un desorden como movimiento y tiempo, sino un orden como existencia que se multiplica sin fin de manera instantánea.

 

La existencia expansiva universal es existencia repulsiva porque es una multiplicación sin fin de individualidades dinámicas más pequeñas posibles que se repelen entre sí, ya que si se uniesen dejarían de ser individualidades, con lo cual dejarían de ser existencias dinámicas más pequeñas posibles.

 

Ni la luz que produce la dimensión cuadridimensional, ni la luz que producen las propias almas la podemos ver ni detectar, porque existen como luz en otra dimensión distinta a la nuestra.

 

Cómo podemos ver, oír, o detectar algo, por mucha luz que tenga, si ese algo no se puede parar en el tiempo porque se traslada instantáneamente de manera constante de un lugar a otro. ¿Es que acaso nosotros podemos ver la luz?: no la vemos sólo vemos lo que ilumina.

 

Esa dimensión de luz puede estar situada en el espacio oscuro de materia oscura, y como en ese espacio lleno de luz no existe el movimiento ni el tiempo, la propia luz no tendría tiempo a iluminar sus partículas u ondas, ya que éstas siempre se estarían trasladando instantáneamente de un lugar a otro.

 

En esa dimensión, todo es instantáneo, todo es energía, ya que nada ahí existe como movimiento ni tiempo y sin movimiento ni tiempo no se puede formar la materia.

 

Por eso, en esa dimensión las almas piensan instantáneamente, y la información la reciben y la pueden enviar de forma instantánea. Pueden leer a distancia nuestros pensamientos, pero cuando mejor se comunican con nosotros es mediante los sueños profundos ya que los sueños son inmateriales.

 

El contacto con nosotros, lo efectuarán de una manera muy discreta, pues supongo que tendrán prohibido interferir en el proceso evolutivo viviente.

 

 

Autor: Salvador Sánchez Melgar

Registrado en Safecreative

http://salvadorsanchezmelgar.com

Licencia de Creative Commons
qué es la nada by Salvador Sánchez Melgar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.salvadorsanchezmelgar.com.

Filósofo natural, pensador e imaginador. Temas: Qué es la nada, qué es el alma, qué es el yo, etc.